Le hago un masaje a mi amiga y acabamos comiéndonos los coños

183
Share
Copy the link

Cuando vi a mi amiga tocándose las piernas, me ofrecí para darle un masaje relajante y muy sensual con unas cremas. Pero tras un rato tocándola de arriba a abajo, las dos nos pusimos muy cachondas y empezamos a besarnos, hasta quitarnos la ropa y empezar a hacer guarradas. Acabamos desnudas y dándonos placer la una a la otra, saboreando nuestros coños y provocándonos unos orgasmos con los que terminamos muy mojadas.