Voy a los vestuarios y dos alumnas me chupan la polla

357
Share
Copy the link

Tocaba clase de gimnasia pero dos de mis alumnas llegaron tarde, así que fui a los vestuarios a echarles la bronca. Ambas jovencitas estaban cambiándose y casi las pillo desnudas, una imagen que sin querer me puso la polla dura como una piedra. Cuando se dieron cuenta, las dos jovencitas se agacharon a chupar su polla y le hicieron olvidar su tardanza, a base de mamadas brutales y sin que nadie más en la escuela se enterase.