Terminan la clase de fitness compartiendo un pollón en el sofá

245
Share
Copy the link

Quedaron para hacer algo de ejercicio pero estas dos chicas se animaron a quemar calorías de un modo mucho más placentero. Empezaron a jugar con sus pies y cuando tuvieron la compañía de uno de sus amigos, cambiaron su clase de fitness por un trío casero. Compartieron su polla y tras pajearla con sus pies, cabalgaron al chico por turnos y disfrutaron de sexo salvaje hasta recibir en sus caritas la lefa del chaval.