Salimos de paseo al bosque y le pedí a mi novia unas mamadas

149
Share
Copy the link

No teníamos nada que hacer esa tarde, así que mi novia y yo salimos de paseo al bosque, aunque la verdad es que hubiese preferido quedarme en casa y follando con ella. A mitad de camino empecé a lanzarle indirectas y aunque se resistía, logré convencerla para que me diese un regalito. Así que con esos brackets tan sexys que lleva puestos, me empezó a dar unas mamadas brutales, hasta conseguir que eyaculase en su lengua.