Ponemos nuestras tetas sobre la cara de un jovencito

233
Share
Copy the link

Fuimos a ver a una amiga a su casa, hasta que tuvo que irse a hacer unos recados. Nos quedamos solas y tras curiosear un poco, nos encontramos con su hijo echándose la siesta en su cama. Era un joven guapete y decidimos aprovechar para jugar con él, poniéndole en la cara nuestras tetas para sorprenderle y despertarle de una manera especial. El chico se quedó alucinando con nosotras y aunque parecía bastante tímido, al final le pusimos muy cachondo y terminamos follando duro en un trío.