Persigo a mi padrastro hasta conseguir follármelo en casa

685
Share
Copy the link

Tengo que reconocer que para ser un hombre maduro, mi padrastro no está nada mal. La verdad es que despierta en mi un morbo bastante fuerte y una mañana, quise chupársela a escondidas de mi madre. Casi nos pillan y tuve que parar, pero volví a intentarlo cuando nos quedamos a solas. Me colé en el cuarto de baño y aparecí en pelotas a su lado, hasta lograr convencerle para que me agarrase las tetas y me follase sobre la cama.