No solté el móvil ni cuando empecé a darle por el culo

163
Share
Copy the link

Tenía ganas de sexo y parece que mi novia también, ya que no paraba de sonreírme y de morderse el labio mientras yo le metía mano. Además quise usar el móvil para acompañar ese momento, hasta tenerla delante mí y sacándome brillo a la polla con su boca. No tardamos en ponernos a follar e incluso me dejó darle por el culo, algo con lo que los dos disfrutamos mientras yo seguía grabándolo todo.