No pude evitar follarme a la vendedora y comprar la casa

210
Share
Copy the link

Andaba interesado en comprarme una nueva casa y me cité con una guapa vendedora, la cual empezó a mostrarme cada habitación. La verdad es que tenía buena pinta, aunque era algo cara y tenía bastante duras sobre la firma del contrato. Cuando vio como me lo planteaba, ella se acercó a mi y empezó a meterme mano, hasta quitarse la americana y mostrarme su cuerpazo. No me pude resistir y terminamos en la cama follando duro y probando ese par de tetazas que tenía, algo que hizo que irremediablemente firmase el contrato y me convirtiese en propietario.