Milf aguanta los pollazos de un negro a cuatro patas

409
Share
Copy the link

Con los años, esta milf no solo no ha perdido las ganas de sexo, sino que parece estar viviendo una segunda juventud. De hecho su último ligue fue un negro muy cachas y dotado, al que invitó a su piso para gozar de su pollón. La morena colocó una cámara en su mesita de noche, apuntando hacia la cama para grabar lo que estaban a punto de hacer. Se puso a cuatro patas y aguantó los pollazos del mulato, que no tuvo piedad de ella a la hora de penetrarla a fondo.