Interrumpo a la chica de la limpieza para follármela en la oficina

614
Share
Copy the link

Un par de veces a la semana, por la oficina aparece una chica de la limpieza a hacer su trabajo y dejar las oficinas como los chorros del oro. Es colombiana y aunque está algo gordita, la verdad es que me pone bastante cachondo. Una mañana mientras hacía su trabajo, me distrajo con su culazo y acabé metiéndole mano. En lugar de indignarse, la morena se dejó llevar y acabó soltando sus herramientas de trabajo, para chuparme la polla y cabalgarla como una fiera sobre la silla de mi despacho.