Fue imposible no fijarme en los pechotes de mi profesora

1066
Share
Copy the link

Necesitaba unas clases de refuerzo y al final, unos amigos me recomendaron a una profesora muy capaz. Lo que no sabía es que la chica estaba tan buena y sobre todo, que tuviese unos pechotes tan grandes como los que tiene. De hecho durante una de las clases, empezó a quitarse ropa poco a poco, hasta irse al dormitorio y meterse en la cama en lencería. Fui a ver lo que estaba haciendo y al verla tan cachonda, le hice compañía y acabamos dándole al sexo toda la tarde.