El profesor de yoga nos pone en forma con un trío

343
Share
Copy the link

Desde que empezamos con las clases, mi amiga y yo empezamos a fantasear con follarnos a nuestro profesor de yoga. A las dos nos daba bastante morbo y un día, quisimos recibirle con una sorpresita. Nos quitamos la ropa y empezamos a comernos los coños, hasta que el chico nos pilló con las manos en la masa. Logramos ponerle tan cachondo que finalmente, se unió a la fiesta y nos hizo probar su polla, en un trío donde las dos nos pusimos en forma cabalgándole en el mismo suelo del salón.