Distraigo a mi compañero con mis tetazas y terminamos follando

299
Share
Copy the link

Mientras estábamos reunidos en mi despacho, quise jugar un poco con uno de mis compañeros de oficina, ya que se que siente una gran atracción por mi. Empecé a sacar mis tetazas a pasear y logré llamar su atención, además de ponerle la polla dura como una piedra. Intentó no mirar pero le fue imposible y al final, acabamos tirados en el sofá que tengo y dándole al sexo como animales, con el riesgo de que nuestro jefe pudiera pillarnos in fraganti.