Despierto a mi novio con unas buenas mamadas mañaneras

104
Share
Copy the link

Aunque tenía que ir a currar, mi novio le cogió el gusto a la cama y parecía haberse quedado dormido. Decidí hacer algo para despertarle y se me ocurrió pegarle unas buenas mamadas mañaneras. Él abrió los ojos y vio el percal, disfrutando al ver como su pareja se comía su polla como una profesional. Acabó experimentando arcadas y haciéndole un garganta profunda digno de la mejor de las actrices porno.