Dejo que mi hijastro me folle a cambio de su silencio

338
Share
Copy the link

Pensaba que tendría un rato a solas en casa y por eso, llamé a mi amante para follármelo sin que se enterase nadie. El problema vino cuando apareció mi hijastro, el cual casi me pilla in fraganti hasta lograr hacer que mi amante pudiese largarse sin problemas. Pero el joven no es tonto y sabía lo que había pasado, así que me amenazó con chivarse a mimarido. Le pedí por favor que no dijese nada y estaba dispuesta a cualquier cosa con tal de conseguirlo. Lo que no esperaba, es que el muy pervertido fuese a pedirme sexo y tuve finalmente que ceder ante su petición, dejando que me follase en el sofá.