Deja de mirarme las tetas y méteme esa polla dura

340
Share
Copy the link

Hace tiempo que me vengo dando cuenta de como mi hijastro me mira las tetas cada vez que voy escotada. Un día quise hablar con él del tema y no me pude resistir a seducirle, hasta ver como dejaba su polla dura como una piedra. Como estábamos solos, por mi cabeza pasó la idea de follármelo y decidí seguir adelante, hasta quitarme la ropa y regalarle unas pajas cubanas. El se puso a grabarme con el móvil y yo me puse a cuatro patas, gimiendo mientras me empotraba el coño sobre la cama.