Consigo el trabajo de camarera tras dejarme follar por mi jefe

401
Share
Copy the link

Logré encontrar un trabajo de camarera, pero aun estaba a prueba en los primeros días. Mi jefe se puso a observar como limpiaba y de repente, se fijó en mi culo mientras pasaba un trapo. Se puso a meterme mano y logró ponerme muy cachonda, así que decidí actuar. Cogí su enorme polla y la chupé en medio del local, para luego dejar que me follase tras prometerme contratarme de manera permanente.