Comparte la piscina con una tailandesa y prueba su coño al aire libre

311
Share
Copy the link

No quedan muchos días de sol pero cuando tuvo una buena racha, este tipo se fue unos días a un hotel y se relajó en la piscina. Lo que seguramente no se lo esperaba, era encontrarse a solas con una joven tailandesa que encima, estaba en pelota picada y luciendo sus pechos perfectos. Llamó su atención enseguida y cuando lo tuvo delante, pudo echar mano de su polla y probarla sin dudarlo. La asiática no se pudo resistir y terminó a cuatro patas pidiéndole sexo al aire libre y a la vista de cualquiera que pasase por allí.