Agarro la polla de mi chico en la cocina y la chupo sin parar

377
Share
Copy the link

Había ido a la cocina a preparar el almuerzo pero acabé entreteniéndome por culpa de mi novio. De repente me lo encontré con la polla dura y no pude negarme a darle unas mamadas. Así que me arrodillé ante él y empecé a sacarle brillo a su verga, además de usar mis tetas para hacerle unas pajas cubanas. Me empleé a fondo y mientras hacía lo mío, él agarraba el móvil para grabarme mientras me atragantaba con su pollón.