Acabo la pizza y me follo a mi esposa gordita en la cama

316
Share
Copy the link

Mi esposa gordita y yo estamos intentando comer más sano, pero una noche quisimos darnos un capricho y zamparnos una pizza. Ella se fue a duchar y yo me comí un trozo más, hasta tenerla delante y con solo su toalla encima. Parece que también tenía apetito, pero en su caso era de sexo y me lo dejó claro cuando se abalanzó sobre mi polla. Le seguí la corriente y al final, pasamos una noche de folleteo intenso, gozando de sus curvas y de sus enormes tetas naturales.